Frijoles refritos

frijoles refritos
Los frijoles refritos son un platillo típico mexicano repleto de sabor y mucha textura, en donde su cremosidad ofrece un balance perfecto para degustarlos en compañía de cualquier otro ingrediente, ya sea en el desayuno, el almuerzo, la cena o alguna ocasión especial.

Cuando se habla de frijoles, esta es una de las formas más populares y versátiles de prepararlos, pudiéndose encontrar infinidades de platillos que varían según el tipo de frijol a utilizar, ingredientes complementarios y acompañantes, así que para que te lleves la mejor experiencia al realizarlos desde la comodidad de tu cocina, a continuación te presentamos las mejores receta de frijoles refritos.

Recetas


¿Por qué le llaman frijoles refritos?

Su nombre proviene de su método de preparación, ya que son frijoles cocidos que una vez listos, se muelen en su totalidad o una parte de ellos, para luego freírse en una cantidad considerable de manteca de cerdo mientras se sazonan con especias y varios vegetales finamente picados. En ciertos lugares suelen realizarlos con manteca vegetal o aceite.

¿Cómo pueden comerse?

Lo mejor de los frijoles refritos es que puedes disfrutarlos como mejor gustes, ya sea comida principal en compañía de tortillas de maíz, totopos, aguacate, cremas, queso e infinidades de acompañantes o degustarlos como guarnición de algún platillo típico, como son los tacos, chilaquiles, quesadillas, carne asada, huevos rancheros, enchiladas, burritos y mucho más.

¿En qué otros países se comen los frijoles refritos?

A pesar de que este platillo se originó en México, su excelencia, le ha permitido traspasar fronteras culinarias sin ningún problema y adaptarse de gran manera a otras culturas y gastronomías, ofreciendo siempre como resultado final, una comida exquisita capaz deleitar cualquier paladar.
Conoce cuales son esos otros países:

  • Guatemala
  • Honduras
  • Estados Unidos
  • Nicaragua
  • Colombia
  • Perú
  • Costa Rica
  • Venezuela

Frijoles refritos enlatados

Los frijoles refritos son un platillo tan consumido y popular que las industrias optaron por realizar una versión enlatada con la finalidad de que las personas que no cuenten con el tiempo suficiente para realizar unos ricos frijoles refritos de forma tradicional pudieran prepararlos sin mayores complicaciones, obteniendo una comida con un sabor una textura bastante deliciosa en tiempo record.

¿Pero su sabor es igual? Aunque pueden notarse pequeñas diferencias, ya que no hay nada como un alimento fresco, las versiones enlatadas de frijoles refritos ofrecen un sabor de alta calidad, es por ello que son tan utilizados en países como México y Estados Unidos.
De hecho su valor nutricional es excelente, y si quieres conocer más a fondo sobre ellos, a continuación te dejamos toda su información.

Por cada 100 gramos de frijoles refritos enlatados obtienes:

  • 13,6 gr de carbohidratos
  • 4,98 gr de proteína
  • 1,71 gr de ceniza
  • 3,7 gr de fibra
  • 2,01 gr de grasa
  • 0,54 gr de azúcares
  • 90 calorías
  • 0 mg de colesterol
  • 6,0 mg de vitamina C
  • 11 mg de vitamina B-9
  • 2,1 µg de vitamina K
  • 5,8 µg de selenio
  • 370 mg de sodio
  • 319 mg de potasio
  • 29 mg de calcio
  • 1,4 mg de hierro
  • 35 mg de magnesio
  • 92 mg de fósforo

¿Qué más debes saber?

A los frijoles refritos tanto en Nicaragua como en Costa Rica se les conoce también como frijoles molidos.

En Guatemala también se les da el nombre de frijoles volteados, aunque a diferencia de los frijoles refritos tradicionales, estos son mucho más espesos y su preparación lleva un poco más tiempo.

En México también se les llama frijoles licuados o frijoles colados.

En su preparación se pueden emplear frijoles negros, rojos, bayos o pintos.