Frijoles Chinos

frijoles chinos

Los frijoles chinos o frijoles mungo son una comida muy nutritiva que nos brinda un gran número de minerales y vitaminas que benefician en gran manera al organismo y si tienes problemas para digerir alimentos no te preocupes, porque estos frijoles chinos son una de las leguminosas que se digieren más fácilmente y ofrecen la versatilidad de poder degustar en diferentes formas y una de las más comunes es comerlas con abundante caldo, como la receta que te presentamos a continuación.

Ingredientes

  • 300 gramos de frijol chino.
  • 1 litro de agua.
  • 1 cucharada de cúrcuma en polvo.
  • 1 cucharadita de comino en polvo.
  • ½ cucharadita de jengibre rallado.
  • 1 taza de hojas de espinaca.
  • ½ taza de cebolla picada.
  • 2 jalapeños picados finamente.
  • ½ taza de cilantro fresco picado.
  • Sal y pimienta al gusto.

Preparación

  1. Iniciamos retirándole las impurezas a los frijoles para dejarlos remojando en agua por al menos una hora.
  2. Luego los escurrimos y los colocamos en una olla con el litro de agua y los dejamos cocinar a fuego alto hasta que hiervan.
  3. Cuando hayan hervido, tapamos la olla y seguimos cocinando a fuego bajo por unos 45 minutos.
  4. Al pasar el tiempo, los frijoles chinos deberían de estar blandos, agregamos más agua si es necesario y añadimos el resto de los ingredientes y seguimos cocinando por 15 minutos más a fuego bajo.
  5. Retiramos nuestros frijoles chinos para que se reposen por 10 minutos y los servimos para disfrutarlos a gusto.

Que más debes saber

  1. Es recomendable la limpieza profunda de los frijoles, sobre todo en esta variedad que es muy pequeña, ya que los que están arrugados o viejos no se ablandan con facilidad y tendrías una mala experiencia si te topas con uno de ellos mientras comes.
  2. Los frijoles chinos se complementan muy bien con arroz o con quinua cocida.
3.1/5 (7 Reviews)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *